Newsletter ¿En qué nos centramos?

 

Llega el fin de este año 2020, un año difícil y atípico. Este fin nos da la posibilidad de revisas logros, aprendizajes, entre otras cosas

Quiero rescatar algo muy importante relacionado con la felicidad. Es un buen momento para mirar para atrás y ver cómo reaccionamos frente a este momento difícil que nos tocó vivir. Aunque fue un momento muy difícil y muy atípico -afortunadamente-, quisiera que rescatemos cómo nos hemos posicionado.

¿Nos hemos quedado pegados a la imposibilidad?… ¿O quizás nos sucedió eso en un primer momento breve, pero después pudimos aceptar que “teníamos que” aceptar la realidad que nos estaba tocando y entonces pudimos sacar el máximo provecho? … O…  ¿Tal vez, nos quedamos unos meses “pegados” en ese momento de incertidumbre y de bronca frente a una realidad que no podíamos cambiar, sumiéndonos en un estado de ánimo que finalmente no sumó nada y probablemente tiñó otros espacios?

Quiero rescatar esto porque tiene mucho que ver con la felicidad. La vida siempre nos va a poner en lugares donde la realidad no condice con lo que esperábamos, o con lo que merecíamos o con lo que se supone que debería pasar. Y muchas veces – como nos sucedió este año- van a ser circunstancias que no podemos cambiar.

Y en esos momentos en que no podemos cambiar esas circunstancias, es cuando nos dirimimos entre el poder o el enojo.

O nos abocamos a enriquecer nuestra vida del mejor con modo con lo que hay o nos comportamos con niños, caprichosos, incapaces de aceptar ese No que la vida nos muestra.

Y esta es una actitud de vida y también es una elección que hacemos día a día: alguien que amamos falleció, nos quedamos sin trabajo, estamos enfermos, alguien que amamos enfermó, no nos cumplieron una promesa, alguien no accionó como era esperable…

Y es ahí nuevamente donde la felicidad es una actitud, donde te dices “genial, esto es lo que hay” ¿Qué voy a hacer con esto?, ¿Qué puedo hacer con esto?

Foto de Fondo creado por katemangostar – www.freepik.es</a>

Ya sabemos que siempre va a haber momentos difíciles, son tan parte de la vida como los momentos maravillosamente memorables, pero nosotros siempre podemos elegir la felicidad, a pesar de…(algunas veces, no podemos elegir la felicidad, pero podemos elegir la paz, estar en paz con lo que está sucediendo y desde alli, vamos a poder dar lo mejor de nosotros mismos porque estamos conectados con el presente y poniendolos al ciento por ciento con la vida. Ejemplo: Me pone triste lo que sucede pero me coloco a disposición de la vida y de ese que sucede para aportar lo mejor de mi)

Podemos elegir la paz, podemos elegir el poder, el poder de abrir posibilidad. A veces solo con lo que hay; y otras, creando espacios y posibilidades donde no los hay…

Para eso, necesitamos quitar la mirada de lo que no es posible, y poner la mirada en lo que Sí podemos hacer.

Uno de mis deseos para ti y para mí en este fin de año, es que tengamos cada vez más capacidad aceptar el presente que nos toca vivir y de centrarnos en lo que SÍ podemos hacer. De ese modo, seremos siempre más grandes que las circunstancias

Dedico esta Newsletter con infinito amor a mi hermano Gustavo (qepd) que un 6 de diciembre con su partida me enseñó a descubrir mi misión personal

Un abrazo

Cristina 

 

Cristina Perrucci

Happiness Coach, Coach Ontológico y ICF Life Coach

 

La foto superior es cortesia de <a href=’https://www.freepik.es/psd/cartel’>Psd de Cartel creado por freepik – www.freepik.es</a>

 

 

Artículos relacionados

Respuestas

  1. This content has been hidden as the member is suspended.

Spanish ES English EN Italian IT